Saltar al contenido →

Qué es el Rorschach? (Castellano)

El test de Rorschach es la prueba psicodiagnóstica de personalidad más importante entre las “proyectivas”, es decir las que no están basadas en un cuestionario o una instrucción concreta, y contiene elementos cognitivos de gran valor.

Conocida también como “el test de las manchas de tinta”, consiste en exponer al sujeto diez láminas estandarizadas, con una mancha casi simétrica en el medio, algunas impresas en tinta negra, otras en negro y rojo, y otras en color.De la misma manera que en las nubes o en las brasas es posible distinguir figuras, se le pide al sujeto que diga qué podría ser la mancha que se le presenta, y se evalúan sus respuestas mediante un sistema muy complejo de calificación de cada respuesta, que después se vuelca en una hoja de datos especialmente diseñada a tal efecto.En nuestro caso, el sistema de interpretación de los datos es el Sistema Comprehensivo de J. Exner Jr., de gran difusión y extendido por todo el mundo, y con importantes bases de datos que permiten la investigación y la constante aparición de nuevos hallazgos.

Está basado en una gran cantidad de datos empíricos de los cuales se estudia la fiabilidad, validez, consistencia temporal, etc., datos estadísticos y estudios normativos. Rorschach Workshops aporta para la investigación un fondo de más de ocho mil protocolos, fondo realmente importante para la validación de la prueba.

Entre los aspectos completamente singulares que valora la prueba está la denominada “Constelación del Suicidio”, que ofrece datos muy fiables sobre la ideación autolítica o sobre el riesgo inminente de una actuación en este sentido. Esta escala está basada en el estudio de protocolos pasados a personas que posteriormente se han suicidado o bien que han hecho un intento serio de autolisis.

La prueba aporta mucha información respecto del estilo de operar mentalmente del sujeto, su grado de rechazo a la examinación, su labilidad emocional, cómo afronta los problemas, la distorsión en la percepción de la realidad, el tipo de actitud activa o pasiva frente al devenir vital, su equilibrio frente a la situación actual y también a largo plazo, la complejidad intelectual, el uso de la inteligencia o de la emoción en la resolución de problemas, la presencia o no de recelo, agresividad, tristeza, su flexibilidad para adaptarse a situaciones nuevas, el tipo de auto-observación, el grado de egocentricidad, etc.