Saltar al contenido →

Butlletí 49

Núm. 49 Octubre de 2003

  • Asamblea Anual Ordinaria de la SCRIMP
  • XVIII Congreso Internacional de Rorschach y Métodos Proyectivos
  • Qué nos dicen los dibujos de los niños acerca de las experiencias de pérdida
  • Recerca i Publicacions
  • Revisión del WAIS III

 

Asamblea Anual Ordinaria de la SCRIMP

Tal como os explicábamos en el Editorial, este año la Asamblea votará por primera vez la renovación natural de los cargos de la Junta según los nuevos Estatutos.

Los actuales Presidenta, Tesorera y Secretaria (Vera Campo, Alicia Fernández y Montse Sauch) dejarán sus cargos, que serán asumidos respectivamente por los tres vocales y Caps de Comissió actuales: Rosa Royo, Silvio Sember y Cristina Ribera (actualmente responsables de las Comisiones de Enseñanza, Investigación y Publicaciones, y de Promoción).

En la Asamblea se elegirá a otros tres nuevos compañeros que asumirán los cargos de “Cap de Comissió” correspondientes y serán al mismo tiempo vocales por un año, para pasar al año siguiente a ser los cargos principales: Presidente, Tesorero y Secretario.

Cerramos el actual ejercicio con la satisfacción de haber desarrollado una intensa tarea que incluyó la renovación de la sede social, cosa muy importante a nuestro entender para tener un lugar cómodo y agradable donde reunirnos, la realización de cursos y actividades con muy buena acogida y la reactivación de nuestra economía que había estado tantos años en situación difícil.

El Butlletí despide a las tres compañeras salientes con la gratitud que se merecen por toda la labor desarrollada durante estos últimos cuatro años: ¡gracias Vera, Alicia y Montse!

Y a todos los miembros los invitamos a participar el próximo 20 de Octubre en esta nueva Asamblea, les animamos a presentarse como candidatos y a participar de la intensa actividad social que estamos desarrollando.

La Crips

 

XVIII Congreso Internacional de Rorschach y Métodos Proyectivos

El próximo año (Julio del 2005) tendremos la suerte de tener aquí mismo un Congreso Internacional del Rorschach, cosa que no ocurría desde hace muchos años y que constituye un hecho que nos llena de entusiasmo.

Decidirnos a asumir la responsabilidad de su organización, como recordarán, no fue fácil, sobre todo porque nosotros, los miembros de la Serymp y de la Scrimp tenemos actividades profesionales que son difíciles de conjugar con el esfuerzo que implica la organización de un Congreso Internacional.

Pero el Congreso es ya una realidad en avanzado proceso de preparación y nuestros compañeros implicados en su desarrollo, dirigidos por la presidenta del mismo, nuestra compañera Ana Tuset, están en plena tarea para ponerlo en marcha.

Ahora se plantea el tema de la contribución de nuestros miembros al mismo. Tener un Congreso Internacional tan cerca es una oportunidad que no se puede dejar pasar sin aprovechar para estar presentes, no sólo como oyentes sino también como ponentes.

La CRIPS quiere animar a todos los compañeros miembros a sumarse, preparando trabajos e investigaciones para presentar en esta ocasión. Hay diversas formas de participar, desde la presentación de ponencias, investigaciones y trabajos verbales hasta los pósters, en el incomparable marco del edificio central de la Universidad de Barcelona.

Como siempre, la Comissió de Recerca i Publicacions de la Scrimp ofrece su colaboración a cuantos compañeros deseen implicarse en trabajos de investigación, poniendo a su disposición el Butlletí para difundir la tarea, contactar con otros posibles participantes en la investigación o para buscar colaboradores, instituciones donde pasar pruebas, etc.

Una vez más: a animarse! La convocatoria está ya muy cercana!

La CRIPS

Qué nos dicen los dibujos de los niños acerca de las experiencias de pérdida

El pasado sábado 2 de octubre tuvo lugar en la sede de la SCRIMP una sesión clínica sobre gráficos, a cargo de Sílvia Viel y Elisabeth Ballús.

Allí nos explicaron su interesantísimo trabajo sobre gráficos en niños que atraviesan por un proceso de duelo, trabajo que presentaron en el último Congreso Internacional en Roma.

He aquí un breve comentario de lo que tuvimos ocasión de conocer.

El objetivo de este trabajo fue el de estudiar el sufrimiento de los niños a través de las técnicas proyectivas gráficas. Por ello la presentación se acompañó del análisis de diferentes materiales proyectivos.

También pudimos conocer aspectos sobre los diferentes ejes desde los cuales puede estudiarse el dibujo, la percepción evolutiva de la muerte, lo que implica realizar un análisis personalizado de un dibujo, las diferentes maneras de interpretar un dibujo, indicadores emocionales de diversos tipos de gráficos, diferencias en estos indicadores entre un duelo normal o un duelo patológico, etc.

En resumen pudimos disfrutar de una sesión muy rica en contenidos y materiales, abordados de una forma muy didáctica.

Entre las conclusiones a las que han llegado las ponentes, podemos destacar dos:

  • En la evolución y soporte en procesos de duelo, las Técnicas Proyectivas Gráficas resultan de gran utilidad diagnóstica para detectar estrategias de afrontamiento adap-tativas y/o patológicas.
  • Estos instrumentos tienen un valor terapéutico y preven-tivo porque facilitan la identificación de situaciones traumáticas y su posterior elaboración.

Para finalizar, desde la Crips nos gustaría comentaros que en el próximo número del Butlletí intentaremos incluir un resumen más amplio de este trabajo o, si fuese posible, un artículo original de las autoras.

Esther Aragón

Recerca i Publicacions

Relación entre tres factores del sistema comprensivo del Test Rorschach y las puntuaciones de inteligencia del WAIS, en una muestra de adolescentes

En este número quisiera comentar brevemente una investigación sobre la relación entre las variables del Rorschach y las puntuaciones de inteligencia medidas a través del WAIS de Wechsler.

Los autores son Wood, Krishnamurty y Archer y fue publicado el año pasado en la revista Assessment bajo el título “Three factors of the comprehensive system for the Rorschach and their relationship to Wechsler IQ scores in an adolescent sample”.

Tal como indica el título la muestra utilizada estaba formada por sujetos jóvenes, sin patología mental aparente, a los que se les administraba el Rorschach y también el WAIS.

Los resultados indicaron que podemos diferenciar tres factores dentro de la multiplicidad de variables que medimos mediante el test de Rorschach: en primer lugar, “complejidad de síntesis”, formado por Zf, DQ+ y F%; en segundo lugar, “productividad”, en el que puntúan R, D y Dd; y por último, “calidad formal”, dentro del cual tenemos a la X+%, F*% y X-%.

Estos tres factores parecen correlacionar a un nivel significativo con las medidas de inteligencia obtenidas a través del WAIS, de manera que los sujetos que tienen un CI Verbal y Manipulativo elevado acostumbran a obtener en el Rorschach mejores puntuaciones en “complejidad de síntesis” – factor que implica capacidad de conceptualización, complejidad psicológica y capacidad representacional – pero también en “productividad” y en “calidad formal”.

Las implicaciones clínicas de este hallazgo son relevantes, en el sentido de lo que pueda suceder cuando nos encontramos ante pacientes con un bajo nivel intelectual: ¿tendríamos que esperar, por tanto, que las variables del Rorschach se vean afectadas indefectiblemente y que nos hallemos ante un protocolo con pocas respuestas, con un bajo nivel formal, con respuestas sencillas en su organización? Posiblemente el nivel intelectual de nuestros pacientes pueda estar influyendo en el factor “complejidad de síntesis” – de hecho ya está más que demostrado que a través del Rorschach podemos hacernos una idea de la capacidad representacional del sujeto que estamos evaluando – pero ¿hasta qué punto se ve influida la productividad o la calidad formal sólo por cuestiones cognitivas?

Esta cuestión abre la puerta a un debate interesante sobre la diferenciación de la influencia de factores cognitivos vs. emocionales en las variables del Rorschach.

Yolanda González

 

Revisión del WAIS III

Esta nueva versión del WAIS, publicada por David Wechsler en el 1997 y adaptada en nuestro país dos años después, en 1999, supone varios cambios respecto de las versiones precedentes.

En primer lugar, se actualizaron los baremos y se amplió el límite de edad hasta los 89 años.

En segundo lugar, se modernizaron algunos ítems, básicamente en Figuras Incompletas, Historietas y Rompe-cabezas.

En tercer lugar, se incrementó el número de índices factoriales que podemos obtener, de forma que el CI Verbal se desglosa en dos factores: Compren-sión Verbal y Memoria de Trabajo, y el CI Manipulativo lo hace en Organización Percep-tiva y Velocidad de Proceso.

En último lugar, se añaden tres tests nuevos: Matrices (puntúa en la escala manipulativa, siendo un buen sustituto de Rompecabezas que pasa a ser optativo; es similar al material del test de Raven), Búsqueda de Símbolos (puntúa también en la escala manipulativa, como test complementario; es una prueba atencional) y Letras y números (puntúa en la escala verbal, como test complementario; con-siste en series de letras y números que deben ordenarse secuencial-mente).

Durante la pasación, que dura en total una hora y media, se alternan las pruebas verbales y las mani-pulativas, con objeto de amenizar y de evitar la fatiga, quedando el siguiente orden: Figuras Incompletas (25 elementos), Vocabulario (33 elementos), Clave de Números (133 elementos, con las opciones de “apren-dizaje incidental” y de “copia”), Semejanzas (19 elementos), Cubos (14 elementos), Arit-mética (20 elementos), Matrices (26 elementos), Dígitos (hasta 8 elementos en orden directo y hasta 7 en inverso). Información (28 elementos), Histo-rietas (11 elementos), Comprensión (18 elementos), Búsqueda de Símbolos (60 elementos), Letras y números (21 elementos) y Rompecabezas (5 elementos).

Comentando brevemente la distribución de estas pruebas según el CI que miden podemos señalar que dentro del CI Verbal, y en el factor Memoria de Trabajo, que implica habilidad numérica y proceso secuencial, puntúan Aritmética, Dígitos y Letras y números, mientras que en Comprensión Verbal, factor que implica conceptualización, conocimiento y ex-presión verbal, lo hacen Vocabulario, Seme-janzas e Información.

Por otra parte, dentro del CI Manipulativo, y en el factor Organi-zación Perceptual, que implica pensamiento no verbal y coordinación vasomotora, puntúan Figuras Incompletas, Cubos y Matrices, mientras que en Velocidad Perceptiva, factor que implica rapidez de respuesta, lo hacen Clave de números y Búsqueda de símbolos.

Respecto al tipo de inteligencia que miden, los tests de Infor-mación, Vocabulario y Comprensión son indicadores de la inteligencia cristalizada, mientras que Matrices, Cubos, Rompecabezas y Aritmética lo son de la inteligencia fluida. Los tests de Semejanzas e Historietas miden ambos tipos de inteligencia.

Para todos aquellos profesionales que en su labor diagnóstica sean requeridos a medir el nivel intelectual es recomendable familiarizarse con esta prueba y también con el libro de interpretación de Kaufman y Lichtenberger, “Claves para la Evaluación con el WAIS III”, publicado por TEA Ediciones, organizado de forma muy pedagógica y bastante clarificador.

Por último comentar que en nuestra Sede se organizará en breve un seminario sobre esta nueva versión desde su vertiente clínica.

Yolanda González